Estás en: RelatosESPAñA > SANTIAGO DE COMPOSTE                              ¿ te gusta viajar ?
Avatar del viajeroViajero desde 9/29/2013

Nick: MALAGUEñO

Viajar es despegarte de tu mundo por un tiempo.

 PEQUEÑO DIARIO DE UN LARGO CAMINO

 Escribe el relato: Tomás Fernández

Opiniones ( 0 )

DA TU VOTO                  Votos: 1           
Resultado 1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA

“Pequeño diario de un largo

camino”.

 

 

SEPTIEMBRE 2011

Tomás Fernández Zaragoza

 

 

Los que peregrinamos a Santiago,

Gracias a Dios,

Entramos dentro de la iglesia

Para rogar a Dios.

 

 

 

el camino de santiago

 

 

 

1 DE SEPTIEMBRE

ETAPA 1: MÁLAGA – LA PORTELA DE VALCARCE / 970 KMS

 

Son las seis…

Las seis de la mañana

Un buen coche nos espera

Con un gofre y de bebidas

La nevera repleta.

 

A Paulino  lo recogimos

En “La posada del Patio”

A Raimundo y a Ángel

En el Rincón la Victoria

Nirvana de jubilados.

 

Se notaba en el ambiente

La ansiedad por alcanzar

La meta….

Tan lejos todavía y tan ansiada

El rumbo: la Vía de la Plata,

Que es camino jacobeo.

 

En Puebla de Cazalla

Catamos el primer papeo:

Molletes con aceite y café

Creer no me lo puedo

 

Cruzamos el Betis

Por el Puente La Barqueta

(El dinero que costó

Enterrao en una arqueta)

 

La autovía de Extremadura

Enseguida apareció

Y se rompió el parabrisas

De la lluvia que caía.

Atendimos la urgencia

Con cintas los brazos pegamos

Y todo quedó dispuesto

Para seguir adelante,

 

Después de este suceso

Otra vez la carretera

Hasta Puerto de Béjar

Un pequeño pueblo

 

Está cerca de Hervás

Allí nos pusieron el primer sello  

En la credencial de peregrino

Del Camino de Santiago.

 

Para los malaguistas

Fue una gran alegría

Recordar a Valcarce

Que el bar era de su tía.

 

Estaba decorado con sus fotos

Vestido de malaguista

Aquella en que celebraba

Un golazo al Barcelona

Fue la que más me gustó.

 

Un pequeño tentempié

Coca-cola, pinchos,

Morcilla y embutidos.

Barato, si no lo he dicho.

 

La segunda parada

Fue en un pueblo leonés

La Bañeza llamado

Para bien alimentarse

 

De  sus judías famosas

Que recordando a Don Mendo

“era raro,  pero no

Repitieron las judías”

 

La arribada al hotel

Fue cuando atardecía

Para cenar subimos a Cebreiro

Aunque seguía lloviendo

 

El pueblo  de O Cebreiro

En lo alto del monte está

Pero Subimos en coche

Para el repecho comprobar

 

Y que miedo nos dio:

Todo lo cubría la niebla

Era como humo denso

La calle no se veía

Todo era oscuridad.

 

En Casa Celta la cena sería

Pero no había mesa

Entonces una pareja

Nos cedió la suya

 

Claro está: eran malagueños

Y cuando escucharon

A Paulino hablar

Oyeron la música

 

Del Barrio Maqueda

El acento de Málaga

Qué alegría da oírlo

Cuando se está lejos.

 

Los platos muy ricos

Aunque era de noche:

Del Padrón pimientos,

Chorizo y caldo gallego…

Se acaban los platos con velocidad:

Fue visto y no visto

 

EN O CEBREIRO VIVE LA NIEBLA


Viajar por:
ESPAñA
,
SANTIAGO DE COMPOSTE

OPINIONESPEQUEÑO DIARIO DE UN LARGO CAMINO

IMÁGENES DEL RELATO

NO HAY FOTOS DISPONIBLES PARA ESTE VIAJE

ERES EL AUTOR DE ESTE RELATO ?.
SI ERES T, PINCHA AQU Y AADE TUS FOTOS.

ESTADÍSTICAS DEL RELATO


Estadisticas del viajero

Escrito desde: 10/15/2013
Lecturas: 12323
Votos: 1
Favorito: 0
Recomendado: 0


ÚLTIMOS RELATOS

AporlosAlcaladeEspaña

A por los Alcala de España [españa]
Escribe: el curioso | 0 Opiniones.

ElCitlaltépetl.PicodeOrizaba

El Citlaltépetl . Pico de Orizaba [Mejico]
Escribe: campeador | 2 Opiniones.

LO MÁS VISTO EN CUENTATUVIAJE