Estás en: RelatosESPAñA > SANTIAGO                              ¿ te gusta viajar ?
Avatar del viajeroViajero desde 13/06/2007

Nick: ROPAVIEJA

Viajar es despegarte de tu mundo por un tiempo.

 SANTIAGO DE COMPOSTELA

 Escribe el relato: Juan José Maicas Lamana

Opiniones ( 0 )

DA TU VOTO                  Votos: 6           
Resultado 1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos

Que difícil es hablar de Santiago de Compostela y sin citar los omnipresentes tópicos que existen sobre esta ciudad: El apóstol Santiago, los peregrinos, el Camino... los distintos Caminos que se originan en media Europa. Es de justicia aclarar que la iglesia católica se apropió de este ritual que consiste en peregrinar por las distintas etapas del vial durante varios días hasta ganar el Xacobeo, una vez que han llegado los caminantes a la catedral. Ahora se sabe que mucho antes, en tiempos de los celtas,  ya se peregrinaba por estas sendas.
    Hay una cara de Santiago de la que no se habla tanto: por ejemplo de  la fuerte movidilla cultural, consecuencia de la importante universidad  existente aquí y que alberga a miles de estudiantes. Las calles reflejan todo esto de forma singular, los hoteles, pensiones, habitaciones con wifi... Los pasquines reclamando clientes y ofreciendo este tipo de viviendas, empapelan los postes, farolas y muros a lo largo de las calles.        
    Una fina lluvia convierte el granito en una superficie resbaladiza. Los edificios construidos con este material están enfermos por la humedad. Los transeúntes se colocan los gorros y esgrimen sus paraguas. El acostumbrado fenómeno meteorológico no significa contratiempo alguno como para romper la dinámica ciudadana, lo cotidiano, la inercia de la vida en una ciudad histórica; objeto final para miles de ilusionados caminantes portadores de la concha y el bastón de peregrino.
    Los sufridos caminantes conversan sobre sus aventuras vividas en su travesía mientras atraviesan la gran puerta de la catedral; el olor a incienso los traslada hacia la meditación y el recogimiento espiritual. Los botafumeiros se balancean vertiginosamente haciéndose dueños del espacio.
    Los soportales delimitan las calles empedradas con pesadas losas, dibujando zigzags con ligeras subidas, luego... bajadas, formando ligeros escalones, que hacen que detengas la marcha delante de los comercios de recuerdos, restaurantes y de las tentadoras tabernas, para que degustes los variados caldos de sus excelentes vinos, acompañado por productos de la mar cercana.
    El otoño acelera la caída de la tarde; en el húmedo pavimento se reflejan los rústicos faroles. Entonces, se crea un cierto encantamiento, que te hace trasladar el pensamiento a épocas medievales, tiempos de meigas,  y ruido de sables chocando contra los soportales lavando ofensas y atendiendo desafíos.
    Jóvenes extrovertidos, recién acabada la jornada lectiva, contagian con sus risas y cánticos la estrenada noche, y que para muchos de ellos, va a ser larga y repleta de emociones; en un escenario único, en una ciudad diferente, bajo un cielo ahora estrellado.
No dejó de ser una sorpresa. El sol se ponía a mis espaldas, esperaba a que cambiara la luz, a que fuera más tenue, para captar con mi cámara unas imágenes de la fachada de la catedral. Casi era el momento; del interior proviene una famosa sintonía de Beethoven tocada en el poderoso órgano del recinto religioso. En la adoquinada y acogedora plaza del Obradoiro; apenas estamos ocho o diez personas, entre ellos dos peregrinos recién llegados. El sol, a punto de esconderse... hace que la luz diurna disminuya y se enciendan algunas farolas de los soportales. Si no tenemos en cuenta a la casi inaudible música expulsada por el órgano; el silencio se había  adueñado del lugar, creándose unos momentos muy especiales. Yo me sentía un ser insignificante ante tanta monumentalidad concentrada en apenas doscientos metros cuadrados. Es un lugar altamente protegido, el tráfico rodado fue expulsado del lugar y las normas urbanísticas son extremas.
De verdad que se había creado un momento especial, pero... a la vez, sucede en algún caso, se intuía que aquello que estás viviendo no puede durar mucho y prevés que  va a     suceder algo que rompa la armonía.
    Y así fue, y por donde menos lo espero..., la desmesurada puerta de la catedral se abre... las erosionadas escaleras laterales de viejo granito se convierten en las improvisadas pasarelas de un espontáneo y elitista desfile de modelos. Ellos, con impecable frac, ellas, con vestidos de diseño confeccionados en los más prestigiosos talleres de la moda internacional; sus lustrosos rostros luciendo un moreno nuclear. Las damas, una vez en el irregular empedrado de la plaza no consiguen mantener el equilibro, alguna está a punto de dar con sus huesos en las frías losas de granito.
    Inmaculados representantes de la más poderosa burguesía europea, así lo deduzco por sus rasgos y actitudes. No me parece identificar a ningún español. Es evidente que estaban asistiendo a una importante y protocolaria ceremonia; no me interesa sobre qué.     El espectáculo que se ha formado a los pies del recinto religioso es digno de no perderse detalle. Lujo y poder desparramándose a borbotones por los laterales de la plaza. Gestos, actitudes y movimientos danzarines por doquier. Jóvenes de insultantes cabellos rubios y casi perfectos rasgos faciales flirteando con refinadas damas de generosos escotes y ademanes cursis.
    La noche se apodera del espacio, las lentejuelas de las nobles telas se apagan y como si de un teatro se tratará, los actores se retiran a sus camerinos. Una vez que se ha bajado el telón de la noche. Me voy. Mis pensamientos y mis pies me trasladan a otros escenarios menos ilustres, pero más cercanos.

 

 


Viajar por:
ESPAñA
,
SANTIAGO

OPINIONESSANTIAGO DE COMPOSTELA

FOTOS DEL VIAJE

PINCHA AQUÍ PARA VER LA GALERÍA A TAMAÑO REAL

ESTADÍSTICAS DEL RELATO


Estadisticas del viajero

Escrito desde: 12/4/2007
Lecturas: 4213
Votos: 6
Favorito: 0
Recomendado: 0


ÚLTIMOS RELATOS

AporlosAlcaladeEspaña

A por los Alcala de España [españa]
Escribe: el curioso | 0 Opiniones.

ElCitlaltépetl.PicodeOrizaba

El Citlaltépetl . Pico de Orizaba [Mejico]
Escribe: campeador | 2 Opiniones.

LO MÁS VISTO EN CUENTATUVIAJE