Estás en: RelatosEUROPA > EUROPA                              ¿ te gusta viajar ?
Avatar del viajeroViajero desde 12/05/2007

Nick: GLORIASEGURAZ

Viajar es despegarte de tu mundo por un tiempo.

 MI SUEÑO HECHO REALIDAD

 Escribe el relato: Gloria

Opiniones ( 4 )

DA TU VOTO                  Votos: 31           
Resultado 1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos1 Puntos

MI SUEÑO HECHO REALIDAD

Cuando quiero hablar de lo que fue mi experiencia en Europa me encuentro con un cúmulo de imágenes, vivencias y experiencias que saturaron mis sentidos y le imprimieron a este viaje una importancia especial que ha permanecido intacta hasta hoy.....Así que comenzaré por el principio......

Llegar a Europa fue encontrarme con un mundo que en un principio me abrumó y me hizo sentir muy pequeña y casi diría yo.....indefensa. Barcelona, mi primera cita con el viejo mundo, mis primeros pasos en esas largas-cortas tres semanas en que en cada paso mi capacidad de asombro crecía y se multiplicaba. Barcelona siempre estará en mi corazón como una ciudad que me retó, que me mostró su multiplicidad de etnias, de costumbres, de arquitectura, de paisajes, de cultura....de todo lo que puede ofrecer una ciudad a una persona como yo que tenía la mente y el corazón abiertos para asimilar y enriquecerme de lo que estaba a mi entorno. Caminar es la mejor manera de conocer y yo caminé muchísimo no solo admirando las plazas, los parques, los museos, los monumentos, sino descubriendo el corazón de cada ciudad en la gente que desprevenida paseaba o que simplemente vivía en ella y estar allí era lo más común de la vida. Mi capacidad de observación innata la agudicé al máximo y el hecho de sentarme en una plaza y “ver pasar la vida”, -algo aparentemente trivial-, para mí significó enriquecerme, disfrutar y aprender muchas cosas, las mismas que aprendí y disfruté en los museos, en los trenes, en los autobuses,  con personas de diferente nacionalidad, aprendiendo de cada una de ellas, compartiendo vidas paralelas o totalmente opuestas, descubriendo que cada ser humano es un mundo aparte pero que también nos unen muchas cosas. En Barcelona descubrí la luz y la oscuridad, la calma y el bullicio, la agresividad de su arquitectura y la tranquilidad del mar en el puerto.......sus pequeñas estaciones de tren en donde mi imaginación iba más allá y me sentaba “aparentemente” a matar el tiempo pero ya en mi mente había hecho toda una historia.....una banca vacía....un tren por llegar....el sol tibio y la brisa suave en una tarde de otoño.....El puerto con sus gaviotas.......un interminable puente de madera que rompe el paisaje y a la vez lo integra con el bullicio de Las Ramblas. Allí el sol parece que no quisiera ocultarse e invita sencillamente a contemplar el horizonte.

No puedo dejar de hablar de Gaudi en todo su esplendor y en todas las manifestaciones artísticas La Sagrada Familia eternamente inconclusa y única como no hay otra. Los artesanos trabajando ante los ojos curiosos de los visitantes, las torres desde donde se contempla Barcelona y las magníficas fachadas en piedra......un monumento al arte, a la paciencia y a la ilusión de un artista que nos dejó sin ver su sueño materializado.......La Pedrera con sus chimeneas cual centinelas vigilantes ante el Paseo de Gracia y sus balcones ondeantes. El Parc Guell y sus corredores "vivos", aquellos serpenteantes bancos hechos con pequeños trozos de cerámica, los rosetones compuestos de pequeñísimos cristales, columnas que parecen palmeras y edificaciones como sacadas de un cuento de hadas. Plaza Catalunya y el delicioso paseo hasta el monumento a Colón, observando los artistas de las Ramblas, tomando un café en el Café de la Opera, admirando la arquitectura de esa maravillosa vía llamada por Hemingway "La avenida más linda del mundo". su diversidad, su alegría, su arte, su bullicio y al final nos espera el mar y aquellas "golondrinas" , pequeños botes que llevan a los turistas por el puerto de Barcelona.

Visitar el Barrio Gótico fue toda una experiencia. Las ojivas, las girolas, los rosetones pasaron por mis ojos y se quedaron en ellos mientras otra obra de arte esperaba ser admirada y guardada en la retina. La visita a la Catedral de tuvo un significado especial que nunca olvidaré....y esas calles donde la piedra nos recuerda cuánto tiempo ha pasado y cuántas historias se han vivido. Esos muros color pizarra que le dan un aire solemne a ese trozo de Barcelona que es el Barrio Gótico. Vuelvo a la Barcelona de grandes alamedas en un otoño fresco y tibio a la vez......muy cerca, están pequeños pueblos-barrios que me sacaban del ruido y me llevaban a disfrutar de otras cosas igualmente maravillosas.......como el escuchar las campanas cada hora..........una tarde en un parque solitario cuando las hojas comienzan a caer de los árboles......un café compartido en un bar bullicioso o en una pequeña terraza de cualquier plaza.....sentir el vértigo emocionante de subir a la torre de la Sagrada Familia y ver Barcelona a mis pies. Las ciudades desde las alturas dejan de ser dominantes y se vuelven amigas y eso me pasó con Barcelona......Alli, en esa ciudad comenzó mi reto......mi viaje.....mi aventura.....
Todo en Europa me resultó enorme para mis maravillados ojos que querrían atraparlo en la retina.......un diario que en las noches me recordaba la jornada.....un repaso a la historia para poder saborear mejor lo que veía.....el estar conmigo misma resolviendo interrogantes.....el compartir en otras ocasiones con otras personas.....

Sevilla con sus paredes blancas, sus faroles, sus estrechas calles y ese olor a azahar que se siente en el ambiente. Es que Sevilla tiene un olor particular a naranjos en flor, a romance, a flamenco, a serenata y a rezos, a toros y a poesía......El Guadalquivir tan bien descrito por Machado y por García Lorca se presentó ante mis ojos majestuoso y a la vez sereno con un color indefinido. Caminar por Santa Cruz fue una experiencia inolvidable. Sus estrechas calles, sus patios florecidos, la calidez de su gente, los muros encalados que me recordaron a Popayán y el contraste con la maravillosa Expo Sevilla......En solo un intervalo de 5 minutos se pasa del modernismo a la Sevilla de guitarra y de flamenco pero ninguna de las dos se contrapone a la otra. Cada una es maravillosa y no hay celos entre ellas. Cada una ofrecía a mis ojos de sensible visitante un cúmulo de posibilidades para enriquecerse......el romance, los dramas pasionales, la música, los bailes y ese ambiente gitano y árabe, todo esto de la mano de las guitarras, las castañuelas constituyen el “aire” de Sevilla. Allí se vive “Carmen” recorriendo el edificio de las tabacaleras y se siente un profundo respeto al contemplar a La Macarena o al Cachorro. Ese Dios hombre que se niega a morir. La Giralda esbelta e imponente al lado de la gótica Catedral nos recuerda que los árabes dominaron Andalucía por 8 siglos. Las murallas como símbolo de poder, el parque María Luisa que invita a la paz, la magnífica Plaza España con sus interminables arcadas y sus fuentes de ensueño que nos transportan a revivir las maravillosas historias que se escuchan en la calle y que siempre tienen que ver con el amor de los gitanos.....Triana, un tradicional barrio donde el tiempo se ha detenido y los artesanos trabajan a la vista de los visitantes. Triana con sus patios y balcones colmados de geranios, con sus casas blancas y el olor a vino rondando el vecindario. Recorrer sus tortuosas calles y por qué no sus grandes avenidas flanqueadas de naranjos es una experiencia inolvidable. Sevilla y el flamenco que disfruté y me bebí en un maravilloso tablao.

Granada con su Alhambra......los ojos no alcanzan a abarcar su magnitud en tamaño y en esplendor y solo resta sentarse a contemplarla mudo de asombro.....el tiempo no me dejó escudriñar un poco más el alma de Granada pero su belleza me impactó. En varias ocasiones durante el viaje sentí físicamente que lo que veía no cabía literalmente hablando....en mi cuerpo y mi emoción era tan grande que tenía que sentarme y ver otras cosas mientras me reponía del impacto inicial.....mi sensibilidad en varias ocasiones se desbordó y lloré de felicidad, de asombro, de emoción.....

Madrid......yo diría que es una gran señora y que así se muestra a quienes la visitan. Una mirada a vuelo de pájaro pero la suficiente para ver el Cristo de Velázquez, las obras de El Greco en toda su magnitud, al igual que una desafiante Puerta de Alcalá y palacios solo imaginados en los cuentos de hadas de nuestra infancia.

Ahora viene París, no sin antes pasar por hermosas ciudades grandes y pequeñas que me recordaron la historia como el caso de Gerona o el arte como Figueres tierra del genial Dalí........Orleans, La provence francesa con esa magnífica luminosidad que atrajo a Van Gogh para pintar sus paisajes, siendo esta época la más prolífica de este genial “loco del pelo rojo”. Los extensos cultivos de lavanda que se pierden en la distancia y al final del viaje.....París......

París significó para mí el reunir en una sola ciudad todos los apelativos que pude haberle dado a las otras......sin quitarle a ninguna su importancia y esa esencia que la caracteriza y que no se puede dejar de lado......París, diría yo, es la ciudad de los cielos abiertos....es la ciudad donde se confunde la imponencia de los tiempos pasados en la monarquía con la sencillez de los muelles donde los pintores, los poetas y los músicos interactúan con el desprevenido transeúnte o el maravillado visitante, en mi caso y le contagian de un romanticismo difícil de definir. Es la ciudad donde el amor está presente en todas partes, sus calles sugieren el diálogo coloquial y recorrerla a pie pausadamente fue una gran experiencia.  

Notre Dame.....en la Ile de la Cite, lugar donde nació París. Es imposible describir con palabras lo que sentí cuando entré a ella. Una oscuridad que solo lleva al asombro y al despertar de la sensibilidad al extremo para poder asimilar la maravilla que encierra. Solo así se le puede contemplar. Subir a la torre fue una sensación inolvidable. Cuando sentía que subía y no llegaba (384 escaleras), aparecieron las gárgolas.....Qué belleza!!! Siempre me han atraído estos monstruos y siempre me han inspirado historias fantásticas, así que verlas frente a frente y casi retar su mirada con la mía fue una maravilloso. París quedó a mis pies......y sobre mí un hermoso entramado de madera que me llevó a la campana. Puedo decir que me crucé con Quasimodo. Es que así lo sentí……….. y una vez arriba el silencio se confundió con el asombro y mis ojos no se desprendieron de aquella enorme campana.....Bajo de nuevo y veo la parte posterior de Notre Dame con sus imponentes arbotantes desafiando el equilibrio y dándole una imagen estética impecable......cuántas historias alrededor de Notre Dame.

En París las plazas son enormes.....La Concordia, Vendome con su obelisco y el magnífico Hotel Ritz. Todo brilla en París....me impactaron los caballos de Marly que desde su pedestal se muestran imponentes.......los parques, los palacios, los teatros.....el Moulin Rouge que se me presento inesperadamente al cruzar la Plaza Blanche y me atrapó en un espectáculo llamado Ilusión que traía el recuerdo del Can-Can de los años 20, de esas mujeres inmortalizadas por Tolouse Lautrec.....El impresionismo pasó frente a mis ojos con esa emoción que despierta en mí. No son las grandes pinturas de los maestros que reviven la magnificencia de las cortes. Son los trazos realizados por hombres que se atrevieron a salir al aire libre y plasmar en un lienzo lo que sus sentidos dispuestos al asombro veían...... Van Gogh...ese loco genial.....ese hombre al que siempre he seguido muy de cerca y he tratado de hacerme su amiga aunque a veces se muestre esquivo. Pero mi admiración va mucho más allá así que frente a uno de sus lienzos el corazón me dio un vuelco...... El barrio Latino,. Una música lánguida y un atardecer en el Pont Neuf. Esa experiencia no se puede narrar......pero sí imaginar.
La Etoile” y de repente…. desde el Trocadero.....la estilizada Torre Eiffel surge como desafiando la altura y a la vez invitándome a contemplarla desde la suave arena que hay bajo sus pies o desde el Campo de Marte con sus jardines multicolores. Hay que subir y hay que hacerlo a pie para ver cómo París se va descubriendo a nuestros pies como una ciudad que te llama y llena todos los sentidos y expectativas......Y en la noche, definitivamente es la ciudad luz.....la luz llena el ambiente, el cielo, las pequeñas calles, las terrazas animadas por violines, organilleros y un acordeón que nos seduce a quedarnos hasta tarde en una pequeña terraza, una plaza o un parque viendo caer las hojas de los árboles mientras el frío cala pero el corazón está ardiendo.

Llegar hasta la basílica de Sacre Coeur significó una caminata muy larga a través de estrechas callecitas atestadas de comercios de oriente con su mercancía al alcance de la mano, telas multicolores, brillantes, bisutería, máscaras sagradas, una cultura enigmática y muy interesante. Después de subir por estrechas calles se divisa Sacre Coeur con su fachada blanca e imponente. Sigo subiendo por entre una zona verde con el viento que me hace estremecer pero sé que arriba también me espera Montmatre  con su romántica plaza…… Montmatre, refugio de artistas, testigo de charlas trascendentales entre pintores y escritores, descanso para los poetas. Aquellos pequeños bares, donde alrededor de una mesa, se daban cita artistas, intelectuales, aristócratas, prostitutas, trabajadores y aventureros mundanos, para celebrar juntos "la joie de vivre". Sacre Coeur, imponente, llena de gente que quiere ver París desde la altura, una lluvia ligera que acaricia mi cara y a lo lejos la torre Eiffel pequeñita, como sacada de un cuadro impresionista. Bajo a pie por unas escaleras que parecen interminables. sigo caminando por callecitas llenas de comercio hasta llegar a la Place Blanche. Se dice que su nombre se debe a que en ese lugar donde comenzaban las canteras de yeso y por eso las calles tomaban el color blanco del yeso. Eso y mucho más es París para mí......

Cruzar los Pirineos en un autobús fue una gran experiencia, otra de las muchas  que me estremecieron. Esos picos nevados, el viento impetuoso y un paisaje que sobrecoge por su imponencia.....bordeamos la Costa Azul. Niza, Montecarlo, Cannes, con sus paisajes soberbios que llenan mis sentidos de alegría. Mi compañera de viaje, una periodista de la RAI me cuenta anécdotas de su vida de trabajo y cuando cruzamos la frontera de Italia me dice "Estás en mi país. Ahora eres mi invitada" Todavía quedaban muchas horas de camino pero la belleza del paisaje es tal que el tiempo se hace corto. Italia con sus pinos alargados, salpicando la Toscana, como velas que esperan ser encendidas por alguien con mucha imaginación.....y yo la tenía así que todo ese paisaje se convirtió en un escenario maravilloso que solo yo pude contemplar. Y esos cultivos interminables de olivos con sus troncos retorcidos que nos hacen imaginar muchos años de historia......y al final, después de 22 horas de camino que para mí fueron de ensueño, aparece Roma cargada de historia y de monumentos descomunales que necesariamente me llevaron a vivir los primeros tiempos, los imperios aparentemente desaparecidos pero que allí siguen vivos, una historia antes solo vista en los libros pero que ahora se materializaba ente mis asombrados ojos y que complementaba en las noches leyendo en las pocas horas que le dejaba al reposo.

Roma a pie por sus calles estrechas. Roma estremeciéndome al entrar al Coliseo e imaginar las luchas que allí se vivían, Roma con sus numerosas fuentes y sus plazas más pequeñas pero cargadas de significado. Roma en un pequeño café viendo “pasar la vida”. San Pedro y su esplendor. Todo se torna pequeño cuando se entra a San Pedro y luego, después de recorrer los innumerables salones del Vaticano, la Capilla Sixtina me derrumbó......esas manos que durante años quise contemplar. Esas manos de la Creación de Miguel Angel tomaron vida y sentí esa vida que un Dios infinitamente humano le está dando a un hombre que es casi un Dios.......Mis ojos no se despegaron de esa sola imagen.....y todo en la Capilla Sixtina estremece de emoción y de grandeza. Un hombre maltrecho y temperamental como Miguel Angel en un andamio durante varios años, volcando toda su sensibilidad en esas figuras cargadas de simbolismo y de realismo a la vez....Roma y las ruinas del Foro Romano....interminables donde cada piedra tiene toda una historia. Roma desde el Palatino en un atardecer donde la luz se torna dorada y no quiere dejar el cielo.......donde la mirada va más allá de lo que se ve físicamente y se comienza a “contemplar”. Y Miguel Angel presente en una plaza, en el Campidoglio, en las esculturas, en una fuente.......el Tévere serpenteando por la ciudad Eterna y el Trastévere -donde me alojé-......un barrio bohemio donde la vida no pasa en vano y hay una nueva sorpresa a cada paso. Roma y su bulla cotidiana, un tráfico endemoniado que contrasta con el resto de las otras ciudades. Un encantador desorden que hace parte de ese escenario maravilloso que es la Ciudad Eterna.....Sus obeliscos, el Panteón, las pequeñas iglesias y las grandes catedrales, Ese Moisés desafiante que no se termina de mirar y volver a decirle “parla”. La serenidad de La Piedad, las grandes avenidas donde se siente la entrada triunfal de los Emperadores y las pequeñas callecitas donde el olor es más íntimo y familiar. Cualquier sitio en Roma despierta la imaginación e invita a “vivir” la historia en toda su magnificencia.....

De nuevo recorro la Toscana, una región que acaricia y llego a Florencia. La meta de los artistas. El arte está en sus calles, en ese enorme y a la vez etéreo Duomo cuya cúpula parece que flota..... Florencia la cuna de grandes pintores, escultores y arquitectos que trabajaron, lucharon y vivieron para dejar sus obras. Florencia y los Médicis en todo su esplendor y también Florencia y sus calles plenas de romanticismo, su cementerio triangular que aparece de repente en una calle cualquiera.....Y David, un descomunal hombre que me dejó sin palabras......Es que está vivo. No hay mas que decir. Florencia a pie para sacarle todo el sabor, el olor, la textura porque Florencia se toca y se siente, además que te habla por sí sola......

Un paso a vuelo de pájaro por Génova......ordenadísima ciudad a un lado del enorme arco y un industrializado puerto al otro lado. Sus edificios color hueso, sus decoraciones en piedra casi similares, sus calles cuadriculadas y sus techos de un color tierra.
El tren y la tertulia con personas recién conocidas pero que al final de un viaje de 11 horas éramos amigos. El autobús en el que se compartían experiencias y vivencias ajenas que terminaron siendo casi propias. Un delicioso tranvía. Un romántico coche de caballos. Un moderno tren alta velocidad que te deja ver el paisaje con recelo. Una estación de tren solitaria y otras con un tumulto de gente que va y viene buscando un destino final o simplemente, como yo, buscando cualquier destino. Los aeropuertos muy ordenados con grandes espacios y órdenes por doquier. Los buses urbanos que te permiten conocer la vida cotidiana de las ciudades. El encontrarse con muchas personas y compartir un momento realmente enriquece y enseña. Un pequeño hotel, una enorme plaza, un solitario puente, siempre me inspiraron para dejar volar mi imaginación y decirme ......esto es un sueño. Un sueño que se convirtió en realidad. Un sueño que voy a repetir. De eso estoy segura.


Viajar por:
EUROPA
,
EUROPA

OPINIONESMI SUEÑO HECHO REALIDAD

  •  lidia escribi el 13/6/2007:
  • - Magnifico relato Gloria, creo tu viaje es el soñado por mucha gente, me ha gustado mucho tu forma de contarlo , eso si, te recomiendo cuando regreses por España visites mi ciudad , Valencia , creo que te gustara, ya sabes Copa America, Formula Uno. Espero que nos cuentes a todos los que nos gusta viajar más viajes como este.
  •  julito25 escribi el 15/6/2007:
  • - Que bonito relato, la verdad que si. Menudo viaje que te pegaste por medio mundo, que barbaridad, ójala tuviese tiempo y otras cosas para poder hacerlo, jeje. Me ha gustado mucho, y te tengo mucha envidia. Yo estuve en Sevilla una vez, y es fantástica. Un saludo viajera.
  •  mayo escribi el 10/2/2007:
  • - excelente relato realmente trasladas al sitio a la persona que esta leyendo. visite paris y fue como estar de nuevo alli.
  •  MARIPI escribi el 3/10/2013:
  • - que lindo relato, yo acabo de venir de España y al igual que vos quede sorprendida gratamente de tanta historia, y de la mano del hombre en tantos monumentos y obras de arte. tus comentarios me inspiran ahora para ir a Francia e Italia. saludos !!!


     ESCRIBE TU OPINIÓN

FOTOS DEL VIAJE

PINCHA AQUÍ PARA VER LA GALERÍA A TAMAÑO REAL

ESTADÍSTICAS DEL RELATO


Estadisticas del viajero

Escrito desde: 6/9/2007
Lecturas: 32282
Votos: 31
Favorito: 0
Recomendado: 0


ÚLTIMOS RELATOS

AporlosAlcaladeEspaña

A por los Alcala de España [españa]
Escribe: el curioso | 0 Opiniones.

ElCitlaltépetl.PicodeOrizaba

El Citlaltépetl . Pico de Orizaba [Mejico]
Escribe: campeador | 2 Opiniones.

LO MÁS VISTO EN CUENTATUVIAJE